El nuevo desafío de las startups para llevar la ciencia a todos

Un desafío ético y estratégico para los nuevos emprendedores. Argentina presenta una gran oportunidad para crear negocios de este tipo.

Los avances científicos y tecnológicos mejoraron la vida de los seres humanos notablemente en el último siglo. Sin embargo, existen aún grandes problemas de desigualdad y no todos los habitantes de nuestro planeta logran tener acceso.

Dentro de este contexto, surgen nuevas startups que buscan articular los conocimientos científicos de los investigadores con la experiencia de emprendedores de negocios que puedan liderar los proyectos y transformar innovación científica en proyectos para revertir el problema.

Matías Peire es el fundador de la empresa argentina Grid Exponential y comenta: “El hecho de que los progresos de la ciencia y la tecnología no alcancen a toda la población es un gran desafío ético y estratégico para la humanidad pero también una oportunidad para desarrollar emprendimientos que contribuyan a buscar soluciones”.

“Grid Exponential es un ‘company builder’, una firma que construye empresas de origen científico con foco en biotecnología. Y transforma ideas innovadoras en una verdadera oportunidad de negocios”

“La velocidad en que los descubrimientos y avances lleguen a la sociedad tiene muchos más límites, no tanto por el conocimiento científico y tecnológico que, en general, está disponible sino por aquellos aspectos que tienen que ver con los negocios. Y es en esa falta de formulaciones correctas que asocien de manera acertada los negocios con la tecnología que ya está desarrollada que vimos una oportunidad”, explica Matías Peire.

A principios de 2017, Matías y su equipo de trabajo desarrollaron un fondo de inversión con algunos integrantes de la Cámara Argentina de Biotecnología (CAB) como Grupo Insud, Bagó, Gador, Vicentín y Bioceres. Con este primer fondo de inversión ya han creado las 5 primeras empresas, todas con foco en biotecnología y planean crear 25 empresas más en los próximos 4 años.

En cuanto al proceso de creación de estas empresas, Matías comenta: “Cuando eso ocurre, se invierte en su lanzamiento, y luego, se los acompaña en su proceso de crecimiento y búsqueda de nuevos fondos en el país o en el exterior en los centros de innovación más importantes del mundo como Silicon Valley, Israel u Oxford”.

La tendencia viene creciendo y en la actualidad, Argentina presenta una gran oportunidad para crear empresas de este tipo. En los últimos 10 años el sistema científico del país creció en cantidad de investigadores e infraestructura, pero ese crecimiento no se vio reflejado en transferencia de conocimiento al sistema productivo.

Este mismo diagnóstico realizó el gobierno, que recientemente mediante la
Secretaría de Pymes y Emprendedores del Ministerio de Producción preseleccionó a aceleradoras, entre las que fue seleccionada Grid Exponential junto con CITES y la aceleradora del Litoral, especializadas en acelerar y crear startups de base científica.

Cada vez más, el mundo va hacia la creación y financiación de este tipo empresas, sólo el año pasado, en Estados Unidos, de los 34 startups que salieron a la bolsa, 24 fueron firmas de base científica. El escenario está dado, el desafío es grande pero es importante que Argentina pueda llegar a ser un jugador relevante en la creación de estas compañías en la región y el mundo.

Nota original