El Cronista
3-7-2017

Grupo Insud

Momento extraordinario de transformación tecnológica

Ximena Casas

`La velocidad de la transformación es muy fuerte y quedan muchos desplazados que no encuentran lugar`. Con esta frase, Paolo Rocca, CEO del Grupo Techint, habló sobre el impacto de la tecnología en el empleo el viernes pasado en uno de los paneles del encuentro anual de la Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresas (ACDE). Estos cambios tecnológicos que afectan al empleo son para Rocca un factor que condiciona la gobernabilidad en los Estados Unidos y en Europa, pero también en nuestro país. `La robótica permite ganar productividad. Atrás de cada robot hay más ingenieros, más técnicos, mantenimiento`, agregó.

Rocca compartió un panel que compartió con otras figuras destacadas del mundo de los negocios. Hugo Sigman, fundador del Grupo Insud, sostuvo que el mundo está “en un momento extraordinario” de transformación tecnológica que se puede comparar con lo que ocurrió durante la revolución industrial.

`Debemos decidir si vamos a entrar en la sociedad del conocimiento o no`, se preguntó y lamentó que la Argentina sea un país donde se invierte poco en tecnología, con un porcentaje del 0,6% del PBI, lejos de la media europa de 2,2%. `La cantidad de científicos en la Argentina es insuficiente. Es de 1200 cada millón de habitantes, cuando en los países avanzados es entre siete u ocho veces más`, precisó. Y comparó que mientras en el mundo el 75% de la inversión en I+D es privada, en la Argentina la proporción es 85% pública y sólo 15% privada.

Por eso, reclamó mayores subsidios, como sucede en otros países, y destacó algunos buenos ejemplos locales, como la Ley de Software o la Ley de Pymes. `En Europa hay proyectos de investigación y desarrollo que pueden deducir entre 24% y 42% de su inversión directa`, ejemplificó.

Cofundador de Globant, Martín Umarán destacó la nueva generación de emprendedores, que gracias a la tecnología requieren de un capital más bajo para desarrollar cosas más complejas. `Crean y emprenden pensando en la sociedad. Hay un espacio enorme para este tipo de emprendimiento y el Estado debería liberarlos de las cargas y los impuestos`, señaló. Mostró preocupación porque si bien la velocidad con la que se difunde el conocimiento se aceleró los jóvenes se siguen capacitando con herramientas de hace 50 años.

Paolo Rocca, de Techint, junto con Sigman, de Insud, y Umarán, de Globant, llamaron a entrar en la nueva era