Clarín Rural , 08/08/2019, Biogénesis Bagó

ciencia

Hugo Sigman: “Argentina tiene una enorme oportunidad en biotecnología”

Hugo Sigman, fundador del grupo Insud, fue distinguido con el premio Clarín Rural a la Trayectoria durante la 133º Exposición Rural. Su mirada sobre los avances en biotecnología en la Argentina y las claves para avanzar en el desarrollo de la ciencia aplicada.

Hugo Sigman fue distinguido con el premio Clarín Rural a la Trayectoria durante la 133º Exposición Rural.

El fundador de Grupo Insud distinguido en la Exposición Rural 2019

La investigación biotecnológica permitió lograr avances concretos en sus diferentes ámbitos de aplicación, como la medicina, los alimentos y el agro. Biogénesis Bagó, una de las compañías pertenecientes al Grupo Insud, es un claro ejemplo de ese trabajo en la sanidad animal.

El fundador y titular del grupo empresario, Hugo Sigman, fue reconocido por su trayectoria con una distinción de Clarín Rural.  El galardón se otorga a personalidades de la agroindustria por su contribución al desarrollo de la cadena de valor.

Al finalizar la jornada, el empresario dialogó sobre el panorama de la biotecnología en el país, y los avances en cuanto a la aplicación en el área animal-vegetal. “Estoy muy contento por haber recibido este reconocimiento a la trayectoria. Creo que una de las cosas que siempre me ha entusiasmado y a lo que le he dedicado mucho tiempo en mi vida es a trabajar en ciencia de la vida, tanto humana como animal o vegetal. En este caso, estamos hablando del agro, pero no está de más decir que la biotecnología ha transformado la calidad de la vida de las personas. Y ha mejorado mucho la productividad en los sectores vegetales y animales”, expresó.

Consultado sobre el panorama local en lo que respecta a investigación científica, Sigman, quien también preside la Cámara Argentina de Biotecnología, apuntó: “Es extraordinario lo que se observa de los grupos científicos en la Argentina. Están innovando permanentemente. Formamos en la Cámara un fondo de inversión (Grid Exponential) -para potenciar emprendimientos de base biotecnológica-, y tenemos censados 800 grupos científicos. En este momento ya hay 11 empresas y van a ingresar cinco más. Son 16 empresas de gente joven que ha decidido desde su profesión o actividad científica emprender y generar startups ligadas a la biotecnología”.

En plena Exposición Rural, en la que la tecnología y la innovación tomaron protagonismo durante toda la edición, Sigman aportó una mirada positiva sobre todo en cuanto a la calidad de recursos humanos y proactividad que muestran los científicos locales. “Argentina tiene una enorme oportunidad en este sector, pero no es una opinión dicha porque sí, sino porque tenemos testimonios permanentes de que es así. Y nosolo en biotecnología animal, también en lo que es vegetal; por ejemplo el caso de Bioceres, que empezó en Rosario, y tiene un proyecto de innovación extraordinaria, es una empresa que cotiza en la bolsa de Nueva York y está formada por científicos argentinos”, destacó.

Biogénesis Bagó presentó un importante stand donde especialistas asesoraron a productores sobre diferentes prácticas.

Biogénesis Bagó presente en la Exposición Rural 2019

Una oportunidad en la Biotecnología animal

Bajo su mirada, la argentina cuenta en biotecnología animal y vegetal con un recurso humano de “calidad, experto, y entusiasta”.

Por otra parte, el titular de Insud hizo especial hincapié en la necesidad de vincular los sectores público y privado para potenciar la productividad. “Es una condición que yo creo indispensable. Si la Argentina logra consolidar esta tendencia que existe de la vinculación público- privada, y el contacto entre el sector científico y el productivo, seguramente vamos a ser capaces de crear productos innovativos, generar fuentes de trabajo de alta calidad, y hacer que nuestro país pueda producir productos para resolver necesidades de nuestra población y al mismo tiempo otros de valor agregado que se puedan exportar”, sintetizó y agregó en un plano más técnico: “Todo sin renunciar a la ciencia básica; no hay una contradicción entre ciencia básica y aplicada. Hay una sola condición y es que sea de buena calidad; la ciencia básica es siempre de donde salen las ideas principales, las directrices, y de ahí la gente que trabaja en ciencia aplicada, si se vincula con el sector productivo, creo que vamos a contribuir a cambiar la realidad del país”.

En esta misma línea, y de cara al futuro, señaló la importancia de destinar presupuesto al área de investigación. “Hacen falta más científicos y más presupuesto: Argentina tiene un presupuesto muy bajo en ciencia, es 0,5% del PBI, estamos muy lejos de cualquier índice internacional importante, y también un número de científicos bajo. Creo que una buena ambición para nuestro país es que exista más inversión en ciencia y tecnología: que el sector privado invierta mucho y que el país pueda destinar recursos para más científicos y para más y mejores proyectos”, concluyó.