La Capital , 27/09/2020, Grupo Insud

ciencia

Ciencia Argentina | Las empresas locales que están en el nuevo mundo

Tres mentes brillantes. Tres reconocidos referentes de la ciencia argentina y también tres hombres de negocios que lograron convertir ideas, y mucha investigación, en compañías nacionales con alcance global. Hugo Sigman, fundador de Grupo Insud; Esteban Lombardía, CEO de Terragene; y Fabián Fay, presidente de Cibic y fundador de Heritas, tres grandes protagonistas del nuevo mundo en donde el Covid-19 se convirtió en el actor principal del 2020.

“Estamos viviendo algo inédito en la ciencia, esta pandemia rompió barreras en ideas y países. Los científicos tuvieron la generosidad y pérdida de chauvinismo para compartir sus conocimiento rápidamente y eso permitió que desarrollos que llevaban mucho más tiempo llegaran mucho más rápido”, reflexionó Sigman al inicio de su disertación en la conferencia virtual “Bioeconomía y salud: las transformaciones y los desafíos en el área de los insumos de la salud, medicamentos biológicos, reactivos y otros insumos” organizada por La Usina Social.

El máximo referente de la compañía, que comenzará a producir en el país con Mabxience el principio activo de la vacuna de Oxford-AstraZeneca contra el Covid-19, expuso todo su optimismo sobre el futuro cercano, “a pesar de que estamos viviendo un drama de personas enfermas, muertas y crisis de países”. Resaltó que se está cercando al coronavirus “con nuevos tratamientos que vienen y en prevención con las vacunas”.

Hugo Sigman, fundador de Grupo Insud, una de las empresas protagonistas del 2020

Hugo Sigman, fundador de Grupo Insud

Sigman mencionó el desarrollo que están teniendo nuevos tratamientos, con antivirales, anticuerpos monoclonales y nuevas terapeúticas. En ese sentido, resaltó que “en Argentina los científicos contribuyeron mucho a que el país pueda tener cierta autonomía en el área de diagnóstico y tratamiento”.

En rigor, hizo referencia a dos iniciativas que demuestran que “la colaboración público-privada es virtuosa”. Habló de la ivermectina que se utilizó con éxito in vitro para el tratamiento del SARS-CoV-2 en células infectadas y de los estudios para utilizar la ivermectina para tratar pacientes con Covid-19 que requirieron ventilación mecánica.

“La universidad australiana hizo una prueba de poner el virus con altas dosis de ivermectina y el virus no se replicaba, podemos cortar el padecimiento de la persona que tiene el virus. La carga viral baja y mucho. No tenemos pruebas clínicas pero las vamos a empezar”, puntualizó.

Sigman también contó la experiencia que se está desarrollando con el suero equino hiperinmune -que se estaba investigando para tratar el síndrome urémico hemolítico- que surgió en el seno de la Fundación Instituto Leloir como un posible tratamiento para combatir la enfermedad en pacientes infectados con Covid-19. “Vimos en laboratorio que el suero equino tiene anticuerpos neutralizantes, no sabíamos si era los mismo en humanos y por eso iniciamos una prueba en 142 pacientes a los que a la mitad se le suministró placebos y a la mitad suero. Veremos cómo reaccionan”, reseñó el fundador de Grupo Insud.

El médico psiquiatra y empresario de la industria farmacéutica planteó que es muy “virtuoso” que “los grupos científicos pueden reunirse con grupos privados para desarrollar empresas que puedan generar conocimiento útil”.

Al pasar a describir el camino de la prevención que llega de la mano de las vacunas para frenar el Covid-19, Sigman detalló todas las investigaciones y pruebas que se están llevando adelante a nivel global pero se enfocó en el laboratorio argentino Mabxience que dirige, donde se producirá para Latinoamérica la vacuna contra el coronavirus desarrollada por el laboratorio AstraZeneca en colaboración con la universidad británica de Oxford.

Sigman hizo referencia al sentido solidario frente a la pandemia que sobresale en la vacuna contra el Covid-19 que está desarrollando el Institute Jenner del centro británico, el instituto creador de la primera vacuna contra la viruela, y que será industrializada por AstraZeneca.

El acuerdo entre la Oxoford y AstraZeneca tiene algunas características sobresalientes. Se determina que AstraZeneca venderá la vacuna pero no tendrá ningún beneficio mientras dure la pandemia y que la producción se dividiría en partes equitativas en todo el mundo. Como la compañía no tenía plantas suficientes para producir sus planes de 2.000 millones de dosis de vacunas hace acuerdos con India, Estados Unidos pero Latinoamérica se había quedado sin vacuna y decidieron buscar una empresa que pudieran producir la vacuna. Nosotros habíamos inaugurado una planta en febrero para anticuerpos monoclonales y decidimos postergar toda nuestros planes y se hizo el acuerdo con México. No se podía esperar a que la vacuna este aprobada en fase 3, sino íbamos a llegar demasiado tarde por lo cual se hizo un acuerdo con (Carlos) Slim para financiar a riesgo todo lo que serían los costos industriales y laborales”, detalló.

Frente a su trayectoria en el sector, Sigman consideró que “este proyecto me llega en un momento de la vida que es un enorme regalo” y subrayó: “El segundo trimestre del año que viene todos vamos a vivir una situación muy distinta, la pandemia va a estar más controlada desde el punto de vista terapéutico y preventivo”.

Nuevo paradigma de la salud

El presidente de Cibic y fundador de Heritas habló sobre la medicina genómica, sobre las nuevas tendencias que priorizan el estado de salud y de bienestar de las personas, a través de herramientas de inteligencia artificial preventivas y predictivas.

Biotecnología rosarina

Terragene es una compañía biotecnológica rosarina que desarrolló su actividad productiva en el campo de la microbiología, bioquímica y electrónica aplicada al cuidado de la salud, el agro y el medioambiente. Fundada en 2006 por los emprendedores rosarinos Esteban Lombardía y Adrián Rovetto, la empresa hoy cuenta con cuatro divisiones de productos: medio ambiente, agro, energía y esterilización y control de infecciones. Esta última línea es la de mayor desarrollo, con más de 200 productos de alto valor agregado, que se exportan a más de 70 países en todo el mundo. Hoy cuenta con una alta demandada producto de la pandemia.