Perfil , 24/01/2020, Grupo Insud

Generales

Hugo Sigman, “Embajador de Buena Voluntad” del IICA

El Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) nombró al empresario y fundador de Grupo Insud, Hugo Sigman, “Embajador de Buena Voluntad”.

El evento, se realizó el jueves 23 de enero en el Palacio San Martín, sede de la Cancillería Argentina. Pasadas las siete de la tarde, director general del IICA, Manuel Otero, oficializó en primer lugar al nuevo representante del organismo en la Argentina, el brasileño Caio Rocha, quien fue viceministro de Seguridad Alimentaria de ese país.

En el acto también se designó y homenajeó a Hugo Sigman , empresario farmacéutico, productor agrícola y fundador del Grupo Insud (Innovación, Sustentabilidad y Desarrollo). Sigman fue nombrado “Embajador de Buena Voluntad” por su trabajo desde 1984 en el ámbito de la ciencia, la salud y los agronegocios.

Hugo Sigman "Embajador de Buena Voluntad" del IICA

Hugo Sigman “Embajador de Buena Voluntad” del IICA

Según explicó Manuel Otero, el reconocimiento de esta designación se le otorga a quienes “transforman utopías en realidades que cambian la realidad de nuestros pueblos”. Acompañado por su esposa, bioquímica y también fundadora del Grupo, Silvia Gold, el empresario destacó la capacidad y potencialidad de la región en la producción de alimentos. “Desgraciadamente en muchos países del mundo incluido el nuestro hay muchas personas que no reciben alimentos. Mi función es tratar de contribuir para que produzcamos muchos más alimentos para llegar al conjunto de las personas que hoy llegamos y a los que no también”, planteó.

Hugo Sigman y Silvia Gold, fundadores de Grupo Insud

Hugo Sigman junto a su esposa Silvia Gold

Si bien consideró que la actividad agrícola es criticada en muchas ocasiones por no contribuir al bienestar del medioambiente, el empresario sostuvo que “hay una tendencia en el mundo hacia un desarrollo armonioso” entre ambos factores. En palabras de Sigman, la agricultura es una de las actividades donde la transferencia del conocimiento científico “se aplica de un modo muy rápido”, por lo que señaló su compromiso con que la producción de alimentos y la ecología vayan de la mano.