Clarín , 27/08/2019, Fundación Mundo Sano

ciencia

Un modelo argentino de big data para Chagas

El año pasado, la Fundación Bunge y Born realizó una alianza con Fundación Mundo Sano y la empresa Grandata, para trabajar en el desarrollo de un modelo de análisis que permitió identificar, a partir de big data, potenciales nichos de infección con chagas en zonas no endémicas de todo el país.

“Los insumos para elaborar este mapa son los registros de 10.000 millones de registros telefónicos anonimizados y datos vinculados a las viviendas. Partimos de varios miles de antenas concentradas en donde la gente vive en el área central del país. Cada llamada incluye un origen, un destino y un momento. Lo que entendemos es que cada llamado produce un puente que une dos áreas. Lo que nos interesó es cuántos lazos se tienden en el tiempo entre la zona endémica del Gran Chaco y otras ciudades, con la idea de ver que donde estos puentes ocurren con frecuencia hay lazos fuertes y podemos inferir que ha habido procesos migratorios que han hecho que quien tuvo relación en algún momento con el vector de la enfermedad (la vinchuca) ahora esté viviendo afuera, en lugares donde el sistema de salud local no está preparado para reconocer su existencia, diagnosticarlos o tratarlos”, explicaba Antonio Vázquez Brust, de la Fundación Bunge y Born, durante el XIX Simposio Internacional sobre Enfermedades Desatendidas de Mundo Sano.

XIX Simposio Internacional sobre Enfermedades Desatendidas de Mundo Sano

Big data en el Chagas

“Encontramos zonas que se encienden muy lejos, incluso en Tierra del Fuego, en corredores del Gran Buenos Aires y a lo largo de todo el Alto Valle de Río Negro”, añadió. En una próxima etapa, se iniciará un trabajo de campo para cotejar los resultados del modelo predictivo en el terreno (a partir de análisis serológicos en cada zona).